viernes, 31 de diciembre de 2010

Reyes Magos Perrunos


Queridos Reyes Magos Perrunos:

Me llamo Hugo, y aunque el año anterior os hice llegar mi carta a través de La Esperada, este año me he decidido a escribiros perrunamente.


Este año me he portado mejor. Estoy ladrando menos y ya no asalto el frigorífico para zamparme la pringá del puchero recién hecho. Lo del pollo con almendras del otro día fue un desliz fruto de una enajenación mental transitoria que no volverá a ocurrir. Además hay un hecho constatable que podéis verificar si visitáis el piso nuevo de Coria: he dejado la dieta del yeso y la pintura. Estas paredes saben distintas y ya no tienen aliciente para mi.

Como propósito de año nuevo voy a intentar contener mi emoción cuando llega alguna visita y dejar mis artes acróbatas para la intimidad.

Dicho lo cual, y sin ánimo de parecer materialista, os voy a dar alguna pistilla por si andáis despista'os con mis regalos:

- Una casita cómoda y confortable para mis momentos en el balcón.

- Un collar "de castigo", de esos que tienen sus pinchitos. Que ahora me ha dado por el sado... :D

- Un juguete de plástico pa' jugar, que no suene y que no pese, para no molestar a los vecinos cuando vaya corriendo de un lado a otro persiguiéndolo y mordiéndolo.

Y por encima de todo: mucha, mucha compañía y visitas, que es lo que a mi más me gusta!

Aguardando impaciente vuestra llegada y con mis mejores deseos para este año que estamos a punto de estrenar...

Se me cuidan.

3 comentarios:

Cita dijo...

Ay Hugo! que todo se cumpla!

Yo ahora tengo un perrito nuevo, tiene 3 meses se llama suerte y me va a quitar la vida!! que malo es el cab....

Jeje besitos!

La_Esperada dijo...

Qué guay... qué vida da un cachorrito...

Besos!

Anónimo dijo...

Me encanta tu carta Hugo, tomo nota!

Amnistía Internacional