lunes, 27 de septiembre de 2010

La Vida que Soñé


Mi hermana tiene muchas virtudes. Una de ellas es la de hacer regalos especiales.

Esta vez, por mi cumpleaños, ha vuelto a hacerlo.

Me ha regalado un libro. Mi libro. Me ha regalado la primera edición de "La Vida que Soñé".



" A mi hermana, con todo el deseo de ver sus sueños hechos realidad ", reza la dedicatoria.

Lo escribí hace ahora casi diez años, en lo que sin duda fue un ejercicio más de catarsis que de literatura. Desde entonces ha sufrido diversas correcciones y modificaciones, hasta que comprendí que si seguía cambiándolo probablemente el manuscrito ganaría en calidad narrativa, pero perdería su esencia y su significado.

Hasta hace unos días permanecía casi desterrado de mi memoria, "un documento de texto almacenado en la memoria del disco duro de este viejo ordenador". Ahora ha salido a la luz de la forma más bonita posible.

Comencé a escribirlo en un arrebato de ira y lo acabé en un acto de comprensión.


Su título, que también da nombre a este blog, pretendía ser irónico y reivindicativo. Sin embargo, pese a todo pronóstico, tiene más de realidad que de mito.

Con la perspectiva que dan diez años de por medio, a día de hoy puedo afirmar que pese a mis continuas quejas del (inexistente) aparcamiento y (las limitaciones de) Medina, pese a mis deseos expansionistas y mi perenne inquietud laboral, a día de hoy la vida que soñé se parece increíblemente a la vida que llevo.

Vivo sola pero rara vez me siento así. Por el camino he perdido mucha vida social pero aún me quedan algunos buenos amigos a los que acudir cuando el viento arrecia. De hecho, cuándo más los he necesitado, ni siquiera he tenido que llamarlos. Simplemente ellos han estado ahí.

Medina es un pequeño zulo pero no está aislado. Mi hermana y mi cuñado, sin ir más lejos, viven a ocho escalones por encima mía. El edificio está compuesto por más zulos, y pese al hacinamiento, que quizás pudiera dar a entender otra cosa, entre sus distintos habitantes nos llevamos bastante bien.


Siempre soñé con un perro que me siguiera a todas partes y el destino (y mi hermana de nuevo) me trajeron a Hugo, que tiene ansiedad por separación.

Siempre quise ser mi propia jefa, trabajar en algo con lo que pudiera disfrutar y poder levantarme a la hora que quisiera. Los que me conocen y algunos de los que pasáis por aquí sabéis que me pego unos madrugones que para mí quedan, pero por lo demás lo estoy consiguiendo y en cuanto a la hora de levantarme... ya se andará.



Soñaba con viajar y poco a poco estoy conociendo nuevas ciudades y lugares.

Buscaba la comprensión de mi familia y obtuve su apoyo.

Soñaba con encontrar a alguien de quien me enamorara perdidamente y apareció Ella. Cuatro años después sigo perdiéndome en su mirada y ella sigue sonriéndose cada vez que me hace reír.



Quería tener un@ herman@ con quien poder jugar y... quizás mañana encuentre las palabras.

Hoy, igual que ayer, sólo se me ocurre:

Gracias. Muchas gracias.

Se me cuidan.

10 comentarios:

MALENA dijo...

Q alegría compartir tus sueños (requetemerecidos!)y q lujo tenerte aquí cerquita!!!!!

Me alegro muchísimoooooo!

Shibumis de luz y vida para tí, para Hugo, para esa hermana maravillosa y para quien pone esa maravillosa luz en tu mirada!

Momentos dulces, en esta semana!

Male.

Augusto dijo...

Felicidades. Cuando se hace un regalo, cuando se hace a una persona querida, se disfruta el proceso de buscar, rebuscar, pensar en esa persona y ver la reacción cuando lo descubre.

Enhorabuena por haber publicado! Cuándo me dejas un ejemplar para leerlo?

Te deseo lo mejor, Sarita. (Sí, sí, puedes ponerte como quieras por haber usado el diminutivo, pero si tienes quejas te vienes a verme (otra vez) y discutimos)

La_Esperada dijo...

Jajaja

Eso no vale, August! Voy a tener que ir otra vez a verte, no me vas a dejar más opción... :D

Gracias Malena, son grandes personas y un encanto de perro al que tengo que sacar ya, porque se está poniendo nervioso... :D

Besos!

Jauroles dijo...

Bueno ante todo felicidades por tu cumple y por tu regalo!

Me alegra saber que tus sueños han ido saltando a tu vida real.

Besos.

Anónimo dijo...

Felicidades! No te puedes quejar de la vida que tienes eh? Otros se conformarian solo con la mitad de lo que tienes. Lo importante es saber conservarlo.

Anónimo dijo...

Ese Augusto es mi amigo Augusto?Tiene blog y no me ha dicho nada?Besos desde el exilio americano

La_Esperada dijo...

Jajaja

Qué posesiva!

No es necesario tener un blog para firmar :D

Estoy en ello, anónimo 1.

Gracias Jauroles :)

Besos!

Augusto dijo...

Tú Augusto?? TU Augusto??? qué es eso?? ya me han vuelto a vender a la mejor postora? Cuándo me ha crecido un título de propiedad? Socooorrooooo!!!

La_Esperada dijo...

Jajaja

Y tú sin saberlo!

Anónimo dijo...

a ver, me quereis decir como me refiero al augusto que es amigo mio, sin el articulo posesivo?La cosa es quejarse..

Amnistía Internacional