miércoles, 2 de enero de 2008

Llegada del 2008. La Torre

El año 2008 ha llegado a mi vida con una virulencia brutal. No recuerdo un comienzo tan demoledor en mi breve historia (¿o no tan breve ya?).

Ayer, comentándolo con mi hermana, ella me recuerda "Es año bisiesto, tía". Entonces, como comprendiendo la clave de un siniestro enigma, me quedo paralizada. Sólo alcanzo a repetir "Ostias, año bisiesto...". Y comprendo. Por primera vez en el recién innaugurado año, comprendo. Tomo aliento y me resigno para lo que nos espera.

Para alguien que no esté familiarizado con nuestra superstición doméstica, tengo que explicar que para mi familia los años bisiestos son años de cambios. Drásticos. Marcan el final de una época y el principio de otra. La primera parte, que puede alargarse más o menos según la ocasión, suele ser muy dura. Tocan despedidas, pérdidas, confusiones. A medida que el año avanza, el horizonte se va aclarando, para finalmente descubrir que lo que parecía el fin del mundo, no es más que el paso inevitable hacia algo mejor. Lo que sucede es que en mi caso, concretamente, los cambios no suelen ser precisamente suaves: la primera parte es especialmente devastadora. No paso de un estado a otro, en este tipo de años, de forma gradual, conservando lo anterior.
Para mi un año bisiesto representa, porque así ha sucedido desde que tengo memoria, lo mismo que en el Tarot simboliza la carta de la Torre, la más peligrosa de la baraja.
La Torre simboliza una transformacion dramatica, un hundimiento, que hay algo que debe ser liberado del anquilosamiento en el que se encuentra en el momento presente. Es la necesidad de demoler una vieja estructura para crear algo nuevo, algo más grande. Pero mientras la transformación sucede y no... habrá que hacer acopio de fuerzas. Seguir avanzando sin desmoronarse del todo, y cuando parezca que nada puede ir peor, como dice Búnbury, esperar a que sople el viento a favor.

8 comentarios:

Marta dijo...

feliz año!
se dice que los cambios suelen ser para mejor..y quizá este año bisiesto sea para tí y tu familia la excepción que confirma la regla.
esperemos q así sea.
besos

CJ dijo...

Feliz año...

Don Álvaro. dijo...

Querida esperada dentro de muy poco me mudo a Sevilla, si te parece podíamos quedar por Mairena antes de que lo haga. Feliz año.

LaEsperada dijo...

Guau!
Os mudais? Qué notición! Cuándo? María se queda?...
Os pego el toque mañana.
Feliz año.

LaEsperada dijo...

A tod@s!

Anónimo dijo...

Joder en este blog se para el tiempo...Qué tal el concierto? CJ

LaEsperada dijo...

Ya ves. La actualización se hace de rogar.
El concierto guay, aunque Malú estuvo algo flojita, ha tenido actuaciones en las que se ha lucido más.
Y tu visita a Córdoba?

CJ dijo...

Bueno espero que se haga de rogar porque sea de esas actualizaciones que marcan un antes y un después...jeje.

La visita muy bien y variada. Hicimos de todo un poco, además de comer, andar y pasar un poco de frío. Tuvimos incluso un momento piripi y todo!!

Pude comprobar que todo estaba tal y como lo dejé la última vez que estuve allí...jeje...

Besos

Amnistía Internacional