martes, 6 de septiembre de 2011

Que yo no lo sabía...

Como psicóloga me consta que la forma en la que se dicen las cosas adquiere más importancia que el contenido mismo de lo que decimos. Trabajo con frecuencia con el poder de la connotación positiva.  

Los comerciales conocen muy bien lo que se llama el lenguaje positivo, ensalzar las virtudes de un producto y poner el énfasis en sus aspectos positivos.

Para ser teleoperador resulta básico recibir un pequeño curso, que puede ir desde los 10 minutos o el reparto de unas fotocopias con recomendaciones hasta una semana intensiva de formación, en el que te enseñan, entre otras técnicas de comunicación básicas, las palabras que NUNCA se han de pronunciar por sus connotaciones negativas.


Pero si eres la Directora Gerente del Fondo Monetario Internacional, una de las personas más influyentes y poderosas del mundo, no sabes que decir que se acerca una "recesión inminente mundial" puede tener repercusiones negativas en los clientes, digo en los mercados.  

Seguro que ha sido sin querer. 

Seguimos en la lucha.

8 comentarios:

volboretinha dijo...

Si es que está todo manejado y manipulado. A veces tengo la sensación de que hay alguien manejando unos botoncitos y según como se levante, apretará unos u otros, y así deciden como van a ir los mercados hoy. mi no entender nada de nada de lo que está pasando.

La_Esperada dijo...

¿ Sólo a veces ? ;)

Anónimo dijo...

teniendo en cuenta lo que se le avecina por el temas de los tratos de favor cuando era ministra, creo que le queda poca preocupacion por el cargo y menos, por lo que suelta..

TORO SALVAJE dijo...

Si, sin querer...

En fin, eso es lo que hay.

Besos.

La_Esperada dijo...

Besos everyone!

Cita dijo...

Tan reivindicativa como siempre...
Tengo que pedirte una disculpa tan grande que no cabe en el espacio de este comentario.
Gracias por estar ahí y mil perdones, de verdad

Besos
Cita

Sara Luna dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Laesperada dijo...

No hay nada que perdonar, Cita... yo también tengo el blog abandonaillo.

Me alegra verte por aquí.

Besos!

Amnistía Internacional