martes, 23 de agosto de 2011

La ley y la trampa


- ¿ Por qué no escribes algo en tu blog para denunciar lo que está pasando ?.

" Lo que está pasando " es una forma de referirse a una de las piedras angulares de nuestro sistema socioeconómico. Sólo que ahora la persona que pronuncia esas palabras tiene todo el peso de la susodicha piedra en lo alto de su nuca.

De pequeña, confundida con los valores que recibía en mi casa, yo pensaba que el mundo se regía por principios justos. No sabía muy bien por cuales, y tampoco me lo planteaba, pero en mi fuero interno tenía la convicción de que la policía estaba para perseguir a los malos y proteger a los buenos, las leyes para ser respetadas y que en definitiva si una se portaba bien obtendría recompensas en esta vida y si se portaba mal tarde o temprano sería castigada.

Pero una va creciendo y se va encontrando con la cruda realidad: guerras que se inician por dinero, personas que se venden y otras tantas que se dejan comprar. Y no tarda en llegar a otra conclusión bien distinta: lo que verdaderamente mueve el mundo no es la justicia, el amor o el sexo, sino el dinero. Y estando convencida de mi propia conclusión me pasé bastante tiempo.

Seguramente en algún momento más romántico de mi vida sospeché que la mayoría de las grandes o pequeñas acciones, en realidad, se hacían por amor. O en su versión más terrenal: por sexo.

Claro que eso fue antes de meterme en política. Cuando rozas la política, aunque sea de refilón, comprendes que hay algo que es mucho más básico y poderoso que el dinero o el sexo: los contactos.

Si tienes contactos tienes influencia. Si tienes influencia tienes poder. Y si tienes poder puedes mover el mundo. Poner leyes o saltártelas impunemente. Quitar gobiernos o dar puestos de trabajo.


" Lo que está pasando " es que están yendo contra una persona y su negocio. ¿ Por qué ?. Porque tienen contactos y pueden hacerlo. Los motivos no tienen nada que ver con la justicia ni con las leyes; por supuesto no se hace por amor y tampoco por sexo. Se hace por dinero y mediante el medio más poderoso: los contactos.

De poco va a servir hablar con la policía: son sus amigos. De nada va a servir denunciar en el ayuntamiento: también tiene a gente allí. Y por supuesto tampoco publicarlo en la prensa o en Internet.

Sólo hay una estrategia posible: encontrar algún contacto más poderoso que los suyos.

Pero si me pides que escriba sobre lo injusta que es la situación -o sobre el color de la hierba en verano-, no puedo negarme.

Pd.- ¿ Alguien tiene mano en el PSOE ?.

Hasta la victoria, siempre.

4 comentarios:

baston dijo...

país de picaros en el que vivimos :S

La_Esperada dijo...

:S

Mirta P. Brisa dijo...

Sip. Es una pena. Pero algo habrá que hacer; no podemos quedarnos con la resignación de que el mundo no es justo.

La_Esperada dijo...

... no sé yo...

Amnistía Internacional