jueves, 27 de enero de 2011

La era de Ofiuco


- Hola, soy Ofiucano.

- ¿De dónde?. ¿De África?.

- No. De Ofiuco.

Fueron las primeras palabras del Bixo al enterarse de cómo se llamaba el supuesto nuevo signo del zoodíaco. Mi reacción fue bastante más común:

- Pero ese signo, en todo caso, sólo afectaría a los que nacieran a partir de ahora.

Vemos lo mismo, pero nuestras cabezas funcionan de forma totalmente distinta. Ante una noticia, un acontecimiento, un comentario, yo analizo, el Bixo imagina.

Yo analizo comportamientos. Busco causas, interpreto, en base a los factores implicados, cuáles son las consecuencias más probables. Ella imagina comportamientos, reacciones y situaciones. Ninguna nos lo proponemos, es algo que nos sale de forma espontánea, como un mecanismo que se activa al tocar un resorte. Sólo que el resorte está en continuo funcionamiento.

Yo soy virgo, el signo más frío, analítico y calculador del horóscopo.

Ella es acuario. El signo más imaginativo, creativo y original.

Hasta ahora. Quizás, si los astrólogos llegan a ponerse de acuerdo y deciden cambiarnos los signos, yo dejaré de procrastinar para dedicarme con mi infinita fuerza de voluntad a conseguir mis ambiciosos objetivos, y el Bixo usará la imaginación para idear cómo alcanzar lo que desea, en vez de imaginar por el simple placer de volar en el maravilloso mundo de las ideas.


Se me cuidan.

3 comentarios:

Jauroles dijo...

El tema este de los horóscopos se me escapa. Pero vaya, que yo seguiré siendo sagitario.

Besos.

Cita dijo...

Y a mi de ser virgo no me quita nadie tampoco...

Que tonterias!

Cita

La_Esperada dijo...

Jajaja

Eso! Que son muchos años ya cogiéndole cariño al signo... :)

Amnistía Internacional