domingo, 2 de agosto de 2009

Tesoros de Roma

Roma es inabarcable. Por mucho que madrugues, por mucho que corras, no podrás conocerla en unos días. De eso te das cuenta desde que llegas a la parte antigua y descubres que mires a dónde mires encuentras un vestigio de una antigua civilización o una obra de arte. Al principio es sólo una impresión, pero pronto te das cuenta de que sucede como con la sabiduría: según la vas descubriendo, te vas convenciendo de lo poco que conoces en realidad.



La cámara, por muchos megapíxeles que tenga, se queda corta para captar todo lo que ven tus ojos. Entonces te quedas mirando la imagen durante un largo rato, saboreando el momento, tratando de retenerlo en tu retina. Los peces tropicales y yo debemos de tener aproximadamente la misma memoria visual, así que sé que pronto la mayoría de las cosas que he visto se me olvidarán. Me quedan las fotos y sobretodo, algo de lo que parece que esos pequeños y bonitos animales carecen: a mí me quedará el recuerdo de lo vivido.

Tampoco pienso abarcar el viaje en una sola entrada, así que aquí os voy dejando algunos de los tesoros de Roma. Espero que os gusten:

La Fontana de Trevi (tan cautivadora como parece):





En el Foro no sabes a dónde mirar. Éste es uno de los arcos del triunfo más importantes de Roma. No me pregunteis el nombre (¿Augusto?) porque eran muchos y acabé con un lío de nombres de emperadores y de papas que no te veas:




Los frescos, impresionante. Ya os comentaré del Vaticano. Pero mientras tanto, ¿se vé la imagen del ojo de la cúpula?:




Con el Moisés de Miguel Ángel, se te queda la boca abierta. Os dejo un detalle del brazo. A mí me dejó hipnotizada:


El Panteón de Agripa:



Os dejo con una imagen tomada desde uno de los márgenes del río Tíber:



Nota: todas las fotografías han sido tomadas por el bixo y su "pepino cámara".

Se me cuidan.

2 comentarios:

Candela dijo...

Tío Matt, iré na más pueda pa'lla.

Besos, guapa.

Mirta dijo...

me alegro de que os haya gustado!! :)

Amnistía Internacional