jueves, 16 de abril de 2009

Quién mucho abarca... ¿poco aprieta?

¿Alguna vez habeis sentido que el tiempo, literalmente, se os echa encima?. Pues bien, esa es justamente la sensación que tengo de forma prácticamente continua desde hace unos meses. Ahora no se me echan encima los minutos, ni las horas. Se me echan encima las semanas. De repente, cuándo me quiero dar cuenta, ya ha pasado otra semana más. El calendario avanza y no alcanzo a hacer todo lo que quiero hacer. No doy a basto para llevar a cabo todas las cosas que me gustaría hacer. Y no paro desde que me levanto hasta que me acuesto.

Cualquiera que me conozca sabe que ese es el ritmo habitual de mi vida: activado y acelerado. He probado a centrarme, a abarcar menos para apretar más. Pero es inútil. Si tengo pocas cosas que hacer, y todo el día por delante, al final me difumino y no hago ninguna. No se puede ir contra corriente. Resulto mucho más productiva abarcando más, y lo que es más importante: mucho más feliz.


Os dejo ya que no tengo tiempo de enrollarme más... jajaja. Es broma. Hoy estoy cansada y la cama me espera. El próximo día os cuelgo la última parte del relato.


Con prisas o con calma, se me cuidan.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Gestión eficaz del tiempo...CJ

LaEsperada dijo...

Eso, eso...

Mirta dijo...

wenas,
cómo te entiendo!
yo creo q no está mal abarcar mucho, al final, de las cosas que quieres hacer, harás la mitad, y las harás bien, por qué no? el problema viene cuando te entran remordimientos por no haber hecho las otras..
yo, normalmente, me pongo plazos porque si no me vuelvo loca cuando veo tanto tiempo por delante..hoy me ha vencido uno y no he hecho lo que tenía q hacer..

LaEsperada dijo...

Jo!
Vaya, pues ánimo, ponte un nuevo plazo y ya está. Eso es lo que hago yo, aunque CJ me riña.
:)

LaEsperada dijo...

Jeje

Mirta dijo...

A mí CJ no me riñe ya..ya me deja de por libre porq, como ella dice, voy siempre por el camino más largo..

Amnistía Internacional