jueves, 6 de noviembre de 2008

El optimismo,

Hay que ver lo que cuesta ser optimista en este mundo. Si dices: "verás tú este presidente que nos va a meter en más de una guerra, con lo que le gusta agenciarse pozos petrolíferos ajenos", lo más normal es que al menos, la mitad de la audiencia, coincida contigo. Si dices, "Sí, sí, mucha libertad, mucha igualdad de derechos, pero verás tú cómo va a llevar la economía" o dices simplemente: "Otra mierda de presidente, un corrupto como todos los políticos que consiguen algo de poder", es muy probable que los que te escuchen se pongan de tu parte, o a lo menos, que murmuren, casi para sus adentros: "Pero a ver si hay suerte y éste roba un poco menos" ó "con mucha suerte éste podrá mantenerse incorruptible entre tanto chupóptero". Cuando su honestidad o su bondad está fuera de toda duda, casos raros donde los haya, entonces lo que asoma es un miedo: "seguro que le pegan un tiro".
Pero si lo que vamos a decir es que las cosas van a ir bien, que crees en alguien, que tienes esperanzas o incluso ilusión, no faltarán quienes te rueguen, en el mejor de los casos, prudencia. Se alzarán voces para advertir que no es oro todo lo que reluce, que las apariencias engañan; que si no nos la meten por un lado nos la meterán por el otro; que no nos fiemos. Que no nos emocionemos. Que no confiemos.

Y ya no hablo sólo de política. En este mundo es difícil ser optimista. Además del riesgo inherente de equivocarte, tienes la presión adicional de estar llevando la corriente al resto del mundo. Y eso significa que cuando te equivoques, se notará más y lo que es aún peor, tendrás a muchas personas para recordártelo.

Pero a veces, aunque sólo sea a veces, las cosas funcionan. A veces la humanidad progresa, y no me refiero al bendito invento de la hamaca o al del aire acondicionado; ni al hecho de que ahora sólo sean precisos varios instantes para aniquilar a todo un país, en vez de perder años enteros en desagradables guerras de cuerpo a cuerpo.

Me refiero a avances más sutiles. A veces se consigue mejorar algo, y ese algo perdura en el tiempo. Cosas tan pequeñas y tan trascendentales como el sufragio universal, como que sea necesario un juicio antes de que la ley caiga con todo su peso sobre alguien. Como que las mujeres puedan abrir una cuenta corriente, estudiar una carrera, no casarse, ir a trabajar, no llegar vírgenes al matrimonio -sin perder su dignidad-, estar por encima jerárquicamente de otros hombres. Ahora tenemos hasta leyes que protegen a los animales. Expresiones como "delito ecológico", "daño al medio ambiente" forman parte de nuestro vocabulario.

A veces, sólo a veces, te enamoras y eres correspondida. A veces te aventuras en una historia que no sale mal. Hay uniones que duran para siempre. Conozco ancianos enamorados de la persona con la que han pasado casi toda una vida. Y no hay cosa que me parezca más bonita que esa.



En ocasiones un desconocido que va por la calle te cede el paso, o se ofrece para ayudarte si te ve en apuros. No recuerdo ninguna vez que una persona se haya caído delante mía y los que estaban a su lado, ya fueran acompañantes o simples transeuntes que pasaban por allí, no hayan corrido a levantarla.

Hay compañeros solidarios. Hay amigos que siempre están ahí y amantes que no traicionan. Hay tanta belleza en el mundo como porquería.

¿Por qué entonces ese empeño en mantenernos en el lado pesimista de la vida?.

Ayer un nuevo presidente llegó al poder en EEUU. Tiene cuatro años para demostrar su valía o su incompetencia. Mientras no se demuestre lo contrario, algunas de mis esperanzas están puestas en él. Pero no todas.

También tengo esperanzas de que mi perro aprenda a compartarse como un perro educado; tengo esperanzas de conseguir este año el trabajo que deseo, y de mantener mientras tanto el actual lo mejor posible. Tengo esperanzas de que algún día las lentejas no me salgan demasiado duras o deshechas, de conseguir ser un poco más ordenada. Tengo la esperanza de poder casarme con la mujer que amo, de poder hacerlo aquí, en este país y de forma legal. De poder envejecer junto a ella. Tengo esperanzas de publicar alguna vez mi antigua novela, y de volver a escribir otra. Y sobre todas las cosas espero que cuando llegue el final pueda echar la vista atrás y sentirme contenta y orgullosa por lo vivido; en ese momento, al igual que ahora, lo importante no será si lo conseguí o no, sino si seguí intentándolo, si seguí esperando cosas de la vida y seguí creyendo, en mí y en otr@s, hasta el final, y si todo esto ocurría mientras permanecia cerca de las personas a las que quiero.


Se me cuidan.

15 comentarios:

Mirta dijo...

cien por cien tu lema: SEGUIR INTENTÁNDOLO.
Gracias por apoyar mi ilusión hacia Obama!jaja
Sí, en este mundo es muy complicado ser optimista..k me lo digan a mí! de toda la vida de Dios he sido un pesimista sin remedio - k te lo diga CJ- y ahora k me estoy volviendo optimista, viene la crisis y hay k desconfiar de todo, y lo peor son los murmuros y el alarmismo de la sociedad...

LaEsperada dijo...

No te dejes influenciar ni por los malos augurios ni por la crisis. Al fin y al cabo tampoco nos hicimos ricas cuando los bancos se forraban a costa de hipotecas ajenas y las empresas tenían superhabit.
Brdod Ird figivil escribir desde techadode portatil prwuepo

Mirta dijo...

perdón???jajaja la última frasde pos como k no la he entendido!jaja

Anónimo dijo...

Ey!! qué tal en Madrid? El sábado 15, si todo va según lo previsto, nos vamos de excursión y de senderismo, te apuntas? CJ

LaEsperada dijo...

Jajaja la última frase... tampoco importe.

Estuvo muy bien el finde. ¿Cómo es eso del senderismo?. ¿A dónde vais?, ¿Cuándo volveríais?. Yo es que, aparte de todo, trabajo ese finde, pero mantenme informá por si acaso.
Besos!

Anónimo dijo...

Pues verás, aun no están todos los detalles. Vamos al Parque Natural de Picos de Aroche, en Sierra de Aracena, Huelva. La ruta es sencillita. Creo que es una que une Galaroza con Jabugo. La vuelta no sé a que hora sería, creo que como no hay prisa, da un poco igual. Distinto sería si vinieses tú. De todos modos, lo que es la ruta no la podemos acabar muy tarde porque se hace de noche pronto. Creo que el jueves lo plantearemos todos. Hemos quedado a las 6 pa tomar café y hablarlo. Te vienes? Besos, CJ

LaEsperada dijo...

Vale, en principio os veo el jueves y ya lo hablamos.
¿Âlguien sabe algo de Sara Corte Inglés?.
Besos!

Mirta dijo...

Sara Corte Inglés???

Anónimo dijo...

http://www.ikea.com/es/es/catalog/products/90106356
que te parece?

Anónimo dijo...

http://www.ikea.com/es/es/catalog/products/80102368

Anónimo dijo...

http://www.ikea.com/es/es/catalog/products/50117390

LaEsperada dijo...

No me convencen cariño.

Anónimo dijo...

Nada nuevo, sólo lo que te contamos cuando nos vimos la última vez. CJ

LaEsperada dijo...

Nada nuevo con respecto a qué?
Besos

Anónimo dijo...

http://pg-stagevip-a.isc.savvis.net:5088/es_LA/jhtmls/nutrition/sw_NutritionQuestions_qanswer.jhtml?li=es_SC&sc=D&bc=E&pti=PN&qi=800120

Amnistía Internacional